Una simple stigma

Por que no estaba muerta, simplemente andaba de parranda!!!!


De momento, una chispa de viento llena éste cuarto de luz, se trasforma en eternidad, se conserva guardada en mi mente para encender su flama cuando invada la agonía, ese día encontré mi motivo, mi consuselo, mi ángel de luz, de entre un océano de almas que talvez buscaban lo mismo que yo, sin saber. Existe una fuerza que derriba todo el ser y que inunda barreras, que no se detiene hasta llegar a su fin, es la perpetuación de la existencia, es el destino...¿quién puede saberlo? y lo vi pasar de largo ante mi presencia, era una estrella fugáz que no resistí soltar, seguí sus pasos, me encadené a su pecho y al roce de sus palabras, se desató en mi alma la emoción de entrar a un nuevo universo, y de desear seguir viviendo en ese instante que transformaba en armonía mi infierno, es ese encuentro lo que agradesco a la vida, es mi ángel lo que me sujeta a la vida. Él me enciende el corazón, él cura mis heridas, él en cada pensamiento, en cada respiro y en cada palpitar; permanezco de pie en la oscuridad, en espera de su presencia, para vivir un instante más, me convierto en una sombra más para que su recuerdo llene éste vacío, ESCRIBO SINTIENDO CADA PALABRA......



2 comentarios:

Un buen relato digno de hacer estremecer.

Ya pertenece a mis favoritos, me encantó su blog.

Abrazooo

Orlando.

Un saludo Orlando... este mendigo blog lo recibira con alfombra roja cuando guste pasar....